ESBOZOS PIRRONICOS SEXTO EMPIRICO PDF

Impreso en EspaAa. Printed in Spain. Szinchez Pacheco, 81, Madrid. A lo largo de toda la historia de la Filosofia Griega encontramos pensadores que mas o menos expresamente se cuestionaron la nocion de verdades objetivas. El ultimo y mas radical de esos planteamientos nos lo ofrecen estos Esbozos Pirronicos, mas conocidos por la transcripcidn literal del titulo griego: Hipotiposis Pirrdnicas.

Author:Arajind Mezirg
Country:Guinea-Bissau
Language:English (Spanish)
Genre:Photos
Published (Last):1 October 2017
Pages:116
PDF File Size:13.75 Mb
ePub File Size:16.71 Mb
ISBN:685-3-90874-498-2
Downloads:66082
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kajizshura



Impreso en EspaAa. Printed in Spain. Szinchez Pacheco, 81, Madrid. A lo largo de toda la historia de la Filosofia Griega encontramos pensadores que mas o menos expresamente se cuestionaron la nocion de verdades objetivas.

El ultimo y mas radical de esos planteamientos nos lo ofrecen estos Esbozos Pirronicos, mas conocidos por la transcripcidn literal del titulo griego: Hipotiposis Pirrdnicas. Escritos muy probablemente en la primera mitad del siglo 11 d. El tema, bastante descuidado hasta hace poco, ha sido tratado con detalle por R. Por su novedad e interes ofrecemos un breve resumen de ese trabajo, paira que el lector compruebe hasta que punto es exacta la apreciacion de Pierre Bayle. El interes por la obra de Sexto se debio en gran medida al prestigio de los Ensayos de Montaigne.

El mas ilustre de los pensadores renacentistas franceses tenia cuarenta y dos ailos cuando leyo los Esbo:zos Pirrdnicos, editados por primera vez en traduccion latina trece aiios antes, en Tan viva fue la impresion que esa lectura le produjo que se hizo acuiiar una medalla representando una balanza con los dos platillos equilibrados y la leyenda Que sais-je? Para entender ese fervor hay que recordar que Francia sufria en aquellos momentos la.

Montaigne, aunque ligado a los intereses catolicos por tradicion familiar, centraba toda su preocupacion en mantenerse al margen de aquella sangrienta situacion. En el escepticismo de los Esbozos encontro las pautas para compaginar sus convic:ciones y hacer una defensa del Catolicismo que sirviera al mismo tiempo de replica al fanatismo.

La Apologia comienza con una defensa de la tradicion catolica muy similar a la ya empleada por Erasmo contra Lutero en la religion con sus exigencias de una Verdad Absoluta va mas alla de la inteligencia humana, que -como los escepticos supieron ver- no esta hecha para tal tipo de verdades; por consiguiente carecen de sentido las pretensiones protestantes de basar el Cristianismo en el libre arbitrio de cada cual, saliendose de la secular tradicion de la Iglesia. Ahora bien, a medida que el ensayo avanza, ese tema inicial va pasando a un segundo plano y la Apologia se convierte en una apasionada exposicion de los puntos de vista de los Esbozos Pirrdnicos, muchos de cuyos pasajes aparecen reproducidos casi,literalmente en el ensayo.

Veremos dos ejemplos en 1 69 n. Esa defensa de la doctrina de Sexto representaba el ultimo y mas radical golpe del Renacimiento a la Filosofia Escolitstica. Con su ataque frontal a los fundamentos de la Metafisica, el pirronismo abria definitivamente el que iba a ser el problema fundamental de la Filosofia Moderna; problema que alcanzaria sus formulaciones mas brillantes con Hume y Kant.

La Apologia hallo eco en los mas diversos ambientes intelectuales franceses de la epoca, haciendo de los Esbozos Pirrdnicos el centro de la vida cultural de Francia en la primera mitad del siglo XWI; algo que pocos escritos filosoficos han conseguido en alguna otra ocasion. Los sectores tradicionalistas catolicos encontraron en los razonamientos de Sexto Empirico sus mejores armas contra las pretensiones calvinistas de hacer valer la propia inteligencia frente a la autoridad de Roma.

Tal fue el caso de contrarreformistas tan seiialados como S. Francisco de Sales, el cardenal Belarmino o el jesuita Padre Veron, autentica bestia negra de los calvinistas. Por otra parte, el radical enfoque antimetafisico de los Esbozos Pirronicos encontro partidarios entusiastas en una amplia gama de pensadores que, por uno u otro motivo, rechazaban la Filosofia Escoliistica. En ese caso se encontraban, por ejemplo, algunos sectores catolicos -como los janslenistas- que se sentian mucho mas proximos a la mistica agustiniana que a la escolastica tomista.

Asimismo, los intelectuales mas ligados al humanismo renacentista sentian por la Metafisica el mismo desprecio que habia sentido Montaigne. Ejemplos de esto los tenemos en Charron y en el influyente grupo de los Libertinos Eruditos, uno de cuyos dirigentes -La Mothe Le Vayerhizo clasica la expresion el divino Sexto para hablar del autor de los Esbozos.

Igualmente se sintieron atraidos por el enfoque antimetafisico de los Esbozos Pirrdnicos los partidarios del nuevo tipo de ciencia, que en esa primera mitad del siglo xvn estaban construyendo personalidades tales como Galileo y Kepler. En este grupo se hallaban por ejemplo los dos pensadores mas destacados del momento, si dejamos de lado a Descartes: el Padre Gassendli el dirigente mas cualificado de los Libertinos Eruditos y el Padre Mersenne.

Desde luego, en una situacion tan compleja, no son de extrafiar las contradiccioneis en que se movio ese comun entusiasmo por la obra de Sexto. Mas interesantes, desde un punto de vista puramente filosofico, eran las contradicciones en que se movieron quienes -como Gassendi o Mersenne- compartian los puntos de vista de los Esbozos Pirronicos contra la Metafisica, pero no podian dudar de la validez universal del tipo de conocimiento que las nuevas Ciencias proponian.

Ese problema se convertiria en uno de los grandes temas de la Filosofia Moderna, en torno al cual girarian toda la obra de Kant y buena parte de la Filosofia de los siglos XIX y xx. En ese ambiente intelectual, dominado por la obra de Sexto Empirico, se desarrolla la actividad filosofica de Descartes Su primera experiencia del renacer del pirronismo debio de producirse ya en su epoca de estudiante en el colegio jesuita de La Fleche, donde tuvo como profesor al citado Padre Veron y como condiscipulo al Padre Mersenne.

De hecho, parece cierto que la idea central del metodo con el que pretendia superar definitivamente las tesis escCpticas se le ocurrio a Descartes en sus anos jovenes; exactamente en La ocasion se la brindo una reunion con la elite de los nuevos pirronicosn, en casa del cardenal Bagni.

En ella expreso por primera vez en publico sus ideas sobre el escepticismo, ganandose el aprecio de personas tan influyentes como el cardenal Berulle y el Padre Mersenne. Animado por ellos, publica en el Discurso del Metodo. La obra de Descartes se convirtio en el simbolo del nuevo culto a la Razonque caracterizaria a una buena parte de la Filosofia Moderna; lo que no deja de resultar paradojico si se leen las Meditacicmes, cuyo objetivo ultimo declarado es dotar de una base solida a la Metafisica medieval y garantizar la existencia.

En realidad, el valor de esa obra no reside en sus objetivos, sino en el nuevo tipo de verdades que Descartes -sin ser consciente de ello- introducia en la Filosofia. En efecto, siguiendo el razonamiento de la Segunda Meditacion, cada cual estaria obligado a admitir que el existe, pero nadie estaria obligiado a admitir que existe el otro; aparece pues una verdad que todos esten obligados a admitir?

Asi, el pienso, luego existo representaba un nuevo tipo de certeza valido para las nuevas formas de pensar: una certeza puramente subjetiva, imposible de ser compartida, totalmente ajena a las pretensiones de universalidad de la antigua Escolastica y la nueva Ciencia.

En el fondo, como ya hicieron ,notar varios de sus contemporaneos Gassendi y Mersenne incl Recommended.

HERMANN HESSE NARCISSUS AND GOLDMUND PDF

Sexto Empírico

Kigaramar La presentadora, ya en su sexto mes de embarazo, se encuentra estupendamente y ha disfrutado de su estancia mexicana, tanto de las playas del pirfonicos como de diversos espectaculos musicales y de sus mercadillos. A tal efecto se diseno una secuencia didactica para la intervencion en el aula, con la pretension de mejorar las practicas de escritura de estos alumnos de sexto de Primaria. La impronta de las apariencias: Cayetano y Eva regresan de Mexico. Sexto — What does Sexto stand for? Garcia Mac Gaw, C. Unibanco, el sexto banco de Brasil, tambien ofrecera financiacion para vehiculos de Ford.

CURRENT CONCEPTS SCAPULAR DYSKINESIS PDF

ESBOZOS PIRRONICOS PDF

.

KOSO RX1N NOTICE FRANCAIS PDF

sexto empirico. esbozos pirronicos.pdf

.

Related Articles